martes, 14 de junio de 2016

El Beso de Jabalí... un mortal reencuentro con el amor

El Beso de Jabalí... un mortal reencuentro con el amor

Por Jorge Herrera-Monroy

El gran momento había llegado para El Beso de Jabalí, y éste fue la noche del viernes 3 de junio a las 8:30PM en el teatro del Koubek Center Miami. El espacio, a su máxima capacidad de 200 personas, esperaba el inicio. Se sentía una energía positiva desbordante, los nervios del estreno y las emociones en su punto. 

Atrás quedaban la incómoda y tardía fila del acceso, las protestas de personas que pagaron sus copas de vino de un cóctel gratuito y los regaños a la concurrencia de un fotógrafo neurótico que sólo le importaba sus impresiones de la alfombra roja. Ahora la visión era un telón rojo y la esperada tercera llamada para descubrir los secretos de El Beso de Jabalí. Así fue… y la magia se dio.
Introducción
En unos cuantos minutos los espectadores tuvieron la oportunidad de observar el talento unido en el mismo escenario de Argentina, Cuba, Venezuela, Chile, Francia y México. 

Balmaceda/Valdés/García/De la Rosa/Castro/Penelas/Roman/ /Michel/Noa
El texto del argentino Eduardo Román; los diseños de escenografía e iluminación de los cubanos Pedro Balmaseda y Jorge Noa, el vestuario de la venezolana Viviana Gabeiras, la dirección escénica “a cuatro manos” de la cubana Beatriz Valdés y el autor Eduardo Román; la presentación teatral en Miami, por primera vez, de las actrices, la mexicana Erika de la Rosa y la chilena Angélica Castro, y el detalle perfecto, música en vivo ejecutada por la violinista venezolana Crismary García, miembro del Miami Symphony Orchestra.
Sala desde la cabina de control/lleno total
De repente el "Olimpo mitológico" de la creación de esta obra, ubicado en la cabina de control, enfureció y descargó a partir de ese momento toda su fuerza de lluvia y truenos ante la sorpresa de mucha de la audiencia. Desde las alturas, los creadores de la puesta en escena, se convirtieron en "Zeus", dueño del cielo y el trueno. Y, a su vez, en "Dioniso", dios del teatro, el vino y el éxtasis, para hacernos pasar una función bajo una tormenta en un apartamento de Nueva York.  
Eduardo Roman - Cabina de Control
Esta observación no fue algo ajeno a los hacedores de El Beso de Jabalí y se dio al parecer solo la noche de estreno. Como diría para la eternidad el dramaturgo y director de teatro mexicano, Hugo Argüelles: "Benditos los errores porque nos permiten ser mejores". Ese "obsesivo pequeño y gran detalle", tenía la intención de marcar cada confesión o revelación y formaba parte de la idea original de la obra pero también de los ajustes y correcciones posteriores de esta puesta original. 

A pesar de esa "danza  de lluvia y truenos" la segunda obra de Eduardo Román estaba en escena y era una realidad en Miami.  Lejos, pero muy lejos, quedaba el montaje del primer texto de este autor "Cuando duermes conmigo".  A pesar que en aquella ocasión -noviembre y enero pasados- esa primera obra contó con una producción modesta, le permitió ganar varios reconocimientos: El premio al mejor texto "V Festival Internacional de Teatro de Pequeño Formato Miami 2015" y, a su vez, le hizo merecedor al actor mexicano Francisco Porras, ser considerado el mejor actor de 2015 por el Miami Life Awards. Ahora la historia era diferente, le toca a Eduardo Román, su obra "El Beso del Jabalí" y a su elenco "correr su propia milla" de reconocimiento, observación y crítica. 
Angélica Castro/ Eduardo Román / Erika de la Rosa
Regularmente en los dramaturgos teatrales existe un total divorcio entre sus obras. En este caso no. Algunas similitudes y diferencias circunstanciales marcan estos textos como: lugares de acción,  tema, subtemas, nudos y desenlaces.

Similitudes y diferencias entre "Cuando duermes conmigo" y "El Beso del Jabalí"

Similitudes
Angélica Castro/  Erika de la Rosa
Lugar de acción. Ambas se desarrollan en la ciudad de Nueva York. Una, en una sala de espera de un hospital y la otra en una sala de un departamento tipo "loft".
Género. Ambas son dramas. Thriller psicológicos, en los cuales se revelan secretos de familia con subtemas como: la infidelidad conyugal, la violencia doméstica, el engaño, la doble vida, la resignación y la aceptación silenciosa de los hechos. 

Francisco Porras
Desarrollo de la obra. Juego de confesiones de secretos que liberan a los personajes pero que a la vez los encadenan en un drama-suspenso y mantienen a la audiencia a la expectativa, al filo de butaca.
Duración de la obra. Un acto en ambas con duración de aproximadamente 90 minutos.

Diferencias
Cuando Duermes Conmigo
Personajes. Dos físicos y uno ausente-presente. En Cuando duermes conmigo una mujer y hombre, esposa y amante del mismo hombre, involucrados en relaciones hetero-homosexuales con un personaje ausente-presente que llevaba una "doble vida" y descubierto por las confesiones de ambos través de diálogos y recuerdos en la sala de espera del hospital mientras el personaje conectivo se debate entre la vida y la muerte.
El Beso del Jabalí
Mientras que en El Beso del Jabalí, son dos mujeres, medio hermanas, amantes platónicas y lesbianas. Hijas del mismo padre. Esposa una, y amantes las dos del mismo hombre, personaje masculino, ausente - presente - muerto que las atrapa en recuerdos, reclamos y violencia doméstica. Sin embargo, esta obra marca distancia en la escena con respecto a la otra con un personaje determinante en la trama: un padre sobreprotector, machista y de mente criminal al momento de tomar venganza. Vivo en los recuerdos de amor de sus hijas, Virginia y Sofía, pero muerto en la realidad.

Perspectivas de observación.
En Cuando duermes conmigo solo se tiene una y se disfruta en forma de línea-secuencia predecible a veces, con un nudo complicado en la trama, pero que se resuelve con un final complaciente. 
El Beso del Jabalí
Mientras que con El Beso del Jabalí el autor ofrece a la audiencia dos perspectivas de observancia. Una. Se puede ver en forma continua-secuencial con cualquiera obra. Observando la trama/drama como una acumulación de dolorosas experiencias-confesiones de estas dos medio hermanas arrolladas por el amor, el odio, la competencia, la violencia doméstica, el crimen y la muerte. Dos. Prestando atención a los puntos claves de ruptura y unión de la obra que se dan al principio y al final.  
Análisis textual de "El Beso del Jabalí" 
Erika de la Rosa
La obra comienza con un mensaje clave que se empieza a grabar en una máquina telefónica. La voz interlocutora era la de Irma, la psiquiatra, quien demandaba ser atendida por Virginia (Angélica Castro). Este personaje interrumpe la llamada e inicia una conversación frente al descorche de una botella de vino. El sonido de un timbre, luego unos gritos y finalmente unos golpes en la puerta: cortan el diálogo telefónico establecido y cambian el curso de este "thriller psicológico"Como un torbellino entra a escena Sofía (Erika de la Rosa). Pero... quiénes son estas dos mujeres que se enfrentan con tanto odio?.

Angélica Castro
Virginia es una alta ejecutiva de una empresa multinacional radicada en Nueva York y a punto de mudarse a Berlín, mientras que Sofía es una psiquiatra reconocida que se ha obsesionado con Virginia, su gran amor, al grado de pretender vivir su vida a través de las experiencias de ella. Sofía viaja desde Ohio a Nueva York para un reencuentro como su medio hermana e impedir que "huya" para Alemania.

El Beso del Jabalí
A simple vista la trama de "El Beso del Jabalí"  parece el guión de varios capítulos de una telenovela, sencilla, predecible y repetitiva. Sin embargo, los hilos conductores de esta puesta que son la imagen paterna presente-ausente-presente y el morbo de una relación lésbica-platónica entre Virginia y Sofía en espera de ese "romántico beso" que selle la historia y la obra, situación que no pasa como se espera sino como un final electrizante y sorprendente con la que la obra muestra su propia personalidad.

El Beso del Jabalí
Lo importante es prestar atención a los puntos de ruptura y unión de la obra. Una de las claves es el mensaje telefónico grabado por la psiquiatra Irma, le cual se oye cortada al principio de la obra y completo al final. En esa comunicación se informa que Sofía tuvo un accidente mortal de carretera en una noche de lluvia, pero que no es esa misma noche de la recreación de los hechos de la trama, sino 20 años atrás.

Otra clave son los brindis entre Virginia y Sofía, con una copa pero sin vino. ¿Porqué se da este fenómeno? Por que estos brindis no son reales y sólo se dan en la mente trastornada de la hermana viva... Virginia y la referencia crucial en esta obra es que hay dos mujeres, una viva, Virginia, y la otra muerta en vida, Sofía, pero que para los efectos de la obra está viva en el escenario y en los perturbados recuerdos de un amor sublime no consumado. Así como lo leen. Y allí está la clave y confusión en la puesta en escena que parte del público no entienden.
El Beso del Jabalí/Flashback
Sofía solo es real en la locura de Virginia  y el detalle sublime del texto y que salva la obra es el final inesperado... Un encuentro entre estas mujeres, amantes platónicas adolescentes, rivales de amor en dolorosas experiencias de vida y cómplices mentales hasta el final de la obra en que ambas se liberan..
El Beso del Jabalí/anticlimax
Si no me creen? Vean la obra y descubran si el reencuentro 20 años después es real o es tan solo producto de una imaginación trastornada, esa que convierte las "cavilaciones profundas" a visiones casi reales de Virginia, una mujer enloquecida por los recuerdos y perseguida por sus fantasmas mentales que piden ser liberados en esa noche de tempestad. Los espectadores tiene dos caminos. O seguir el tradicional y quedarse al final con más dudas que respuestas o intentar tomar la mano del autor quien sutilmente da la opción de "enloquecerse" con el texto y busca descubrir la metáfora que encierra en el titulo "El Beso del Jabalí" en este mono-dúo-logo psicológico que tiene tintes de muerte
Valoración y crítica
En la vida real los jabalíes nunca se besan. El intento podría ser mortal por lo afilado de sus dientes/colmillos. La metáfora de esta obra nos remite a una leyenda de dos mujeres, dos medio hermanas, unidas por la sangre, el deseo y la muerte. 
El Beso del Jabalí/ensayo
Fuera del análisis de texto la concepción de la obra es buena. El autor Eduardo Román, comparte la dirección de la misma con la actriz Beatriz ValdésEs una dirección escénica “a cuatro manos”. El "toque femenino" de la co-directora se hace sentir en los dos personajes y es además una perfecta traductora y cómplice de los sentimientos de Román, quien también marca su propio estilo de la dirección. Con fuerza y elegancia Virginia y Sofía son movidas en el escenario sacándoles el mejor provecho.
El Beso - Escenografía
El diseño de escenografía de los cubanos Jorge Noa y Pedro Balmaseda juegan sus funciones de realismo, modernidad y funcionalidad. Con respecto al diseño de iluminación, hay momentos que esta tiene su propio lenguaje con  calidad y ritmo. En un marco de sutileza y elegancia escenografía e iluminación se conjugan permitiendo el lucimiento máximo de las actrices.
El Beso del Jabalí
Las actuaciones de la mexicana Erika de la Rosa y la chilena Angélica Castro, son buenas, en términos generales. Aunque hubo sus fallas. No es lo mismo estar en un set de televisión en donde se graban escenas cortas, hay repeticiones, tomas de protección y los textos son dictado por apuntador que enfrentarse a los diálogos de una obra aprendidos de memoria y en corto tiempo las actrices tienen de demostrar sus cualidades histriónicas y convencer a un publico expectante.
El Beso del Jabalí/ensayo
El teatro es una gran escuela, ambas están conscientes de ello y trabajan en él con respeto. Las incorporaciones de ellas a la escena teatral de Miami es un interesante hallazgo de cruzar "fronteras artísticas" de la televisión al teatro. En Erika De la Rosa y en Angélica Castro hay talento, experiencia artística, belleza, frescura y tesón para hacer de Virginia y Sofía sus personajes. No son aun las grandes de teatro pero ambas son actrices disciplinadas que aceptan ser dirigidas.
Lo importante es que están en El Beso del Jabalí actuando con clase y calidad. Los aprendizajes se irán reflejando a lo largo de las funciones en Miami,  en la gira en otras ciudades en Estados Unidos y de algunos países en America Latina. La conjugación de este elenco no fue fácil, varias actrices dijeron sí al principio y luego no a la mitad de camino por lo que la producción encabezada por las francesas Anna Alexis Michel y Tess Penelas, y el argentino Eduardo Román tuvo que reinventarse varias veces, pero el resultado alcanzado corona los esfuerzos, los sacrificios y los sinsabores pasados.

Razones y argumentos para acudir a ver esta obra
Alguien me preguntó: “¿Por qué debo ver El Beso del Jabalí?” Porque es una obra actual con una mirada adulta y atrevida de temas cotidianos que nos afectan directa o indirectamente a todos.
Noa/De la Rosa/Michel//Roman/Castro//Valdés/García/Balmaceda
Por qué es una producción y montaje profesional en donde se cuida hasta el mínimo detalle para ofrecer al espectador una buena propuesta teatral y aunque el texto tiene su complejidad en los temas o subtemas psicológicos abordados, estos se hacen sin rebuscamientos "cultos" o haciendo "poesía teatral" que solo entiende su autor, aquí la narrativa de Eduardo Román través de confesiones directas es cotidiana y sencilla.
El Beso del Jabalí
Si su búsqueda es ver teatro de altura "El Beso del Jabalí" es una buena opción. Negarse a verlo, es aceptar que el amor platónico y sublime entre dos seres humanos, sin importar el género, no existe... aunque a veces como pasa en esta puesta en escena reencontrar el amor puede ser mortal.

Teatro. Koubek Center del MDC. Funciones: Viernes y sábados, 8:30 p.m. Domingos, 6 p.m. Desde el 3 hasta el 19 de junio. Informes: 305-283-8831 http://www.elbesodeljabalí.com

Fotos-Cortesías (Gracias a Geraldine Pavan y Alfredo Armas photographer portfolios'; Eduardo Roman, Tess Penelas, Nobarte, Ariel Aboal, Pedro Balmaceda, Jorge Noa, Anna Alexis Michael facebook fotos).

© All rights reserved Jorge Herrera-Monroy 
Jorge Herrera-Monroy
Jorge Herrera-Monroy Periodista, Blogger, Productor, presentador y locutor de TV/Radio. Nacido en Mérida, Yucatán,  México. Con más de 30 años de experiencia en medios de comunicación en México, Estados Unidos, Chile y Guatemala. Egresado de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Anáhuac Norte en la Ciudad de México.
herreramonroy@hotmail.com

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Agradecida por esta crítica y adicionar mi talento como artista y productora desta obra. Asi como adjuntar mi nacionalidad y pais a esta critica FRANCIA que tambien es la de mi co-productora Anna Michel asi como quiero y debemos mencionar a los artistas presentes en escenografía y promotores de este proyecto: Anna Michel y Jean Michel Voge Fotógrafo y periodista de carreras incontestables en EL FIGARO y VOGUE ( premios mundiales por el proyecto Merengue y exposición en el Parlamento Europeu)

    ResponderEliminar
  3. A ti y te espero en la proximo obra que ya la estamos preparando!

    ResponderEliminar