jueves, 13 de julio de 2017

"Un tal Shakespeare" (“¡Ahh!”)... un cóctel teatral de calidad de vegetales y frutas.

"Un tal Shakespeare" (“¡Ahh!”)... un cóctel teatral de calidad de vegetales y frutas.

Por Jorge Herrera-Monroy
Fotos cortesías: Compañía Tristes Tigres, Teatro Avante, IHTF Miami, FIT Cadiz, Mexican Times, Secretaria de Cultura México, Entretenía.com, Arbus photography. 

La presentación de México, en el Festival Internacional de Teatro Hispano en Miami en su edición 32, fue un suceso refrescante pero controversial. La compañía "Los Tristes Tigres", proveniente de la Ciudad de México, sorprendió, desconcertó, impactó y divirtió de principio a fin a los espectadores que asistieron entre el 6 al 9 de julio de 2017 a las cuatro funciones de la obra "Algo de un tal Shakespeare" en la capital del sol.


El público asistente a dicha "divertimento" nunca espero enfrentar un espectáculo como el brindado por esta compañía mexicana, cuyos miembros desde antes de las funciones, interactuaron con la audiencia con una "personalizada, cómica  y original bienvenida".

Ya sentado tuve la oportunidad de leer del "Festival brochure", (el elegante programa del festival), las páginas 5 y 6 referidas a "Algo de un tal Shakespeare", en las cuales se detalla: "Es una invitación a jugar sobre la escena, a ser irreverente. Es un divertimento creado a partir de improvisaciones sobre la literatura de William Shakespeare"... ( ) ..."Se busca acercar a los niños y jóvenes a el teatro isabelino en el entendimiento de que no tiene por qué ser a el teatro aburrido y en lenguajes extraños, totalmente ajenos a la realidad".


Lo que dicta parte de la sinopsis sobre esta comedia, se aplica al pie de la letra. Desde su estreno en 2014 y su reafirmación en las noches de teatro ofrecidas en Miami. La propuesta original es crear un espectáculo irreverente, desenfadado y divertido sobre Shakespeare para sembrar la curiosidad de leerlo entre los jóvenes y ofrecer una nueva visión de disfrutar la literatura de "El Bardo de Stratford-Upon-Avon" entre los conocedores.

El montaje de "Algo de un tal Shakespeare" es un recorrido lúdico por tres destacadas obras de este dramaturgo inglés:  "Romeo y Julieta", "Macbeth" y "Titus Andronicus"; y además de las menciones de otras tantas, no menos importantes, como "Ricardo III", "Hamlet", "Otelo", "El Mercader de Venecia" y "La Tempestad", entre otras.

Adrián Vázquez y Sara Pinet 
En punto de las nueve de la noche la diversión comenzó. Entre la primera a la tercera llamadas, Adrián Vázquez, Sara Pinet y el equipo de producción se encargan de situar la trama en el pasado y en el presente. En el pasado, con la recitación de algunos textos de “Ricardo III”, "Titus Andronicus", “Romeo & Julieta”, entre otros, y el presente, la ubicación física en contexto de la obra en una cocina industrial, única escenografía del montaje, la colocación de la utilería vegetal-frutal y el informal vestuario consistentes en rodilleras, coderas, guantes y cascos deportivos que cumplen una excelente función de protección física, mientras las acciones ocurren, originales avisos cómicos por parte de la producción se dejan escuchar "No tomar fotos, no grabar video o audio y el más importante apagar los CE-LU-LAR-ES".

Sara Pinet y Adrián Vázquez
El autor, actor y director Adrián Vázquez y la actriz y co-creadora Sara Pinet, tuvieron 80 minutos más para apodarse y jugar en la escena y ofrecer un espectáculo ágil, refrescante, irreverente y vertiginoso, su punto de vista, del cómo aprecian la obra de William Shakespeare. El uso de un lenguaje coloquial sazonado con "modismos y algunas malas palabras" usadas comúnmente entre los mexicanos destacan en el texto. Lo original y curioso de este comedia fue el uso de legumbres, verduras y frutas de diferentes tipos, tamaños, colores, olores y de utensilios de cocina como cuchillos, sartenes y mezcladores a lo largo de la obra.

Sara Pinet  en "Romeo y Julieta'
En la primera parte, lechugas, tomates, cebollas, berenjenas, papas, apios, betabeles, elotes, chiles morrones y peras encarnan a los Montesco, los Capuleto y demás implicados en la tragedia "Romeo y Julieta" recreados con diferentes tonos de voces, expresiones manuales y corporales de Vázquez y Pinet.

Sara y Adrián en "Macbeth" 
En el segundo segmento de la obra,  toma vida la maldición de "Macbeth". Entran en juego globos de agua con tintura roja, simulando sangre, hasta pequeñas fogatas imaginarias de hielo seco, en la función de Miami, que emanan los tres sartenes que representan a cada una de las brujas de la historia que dan sus fatídicas metáforas y predicciones en "voz embrujecida" de Adrián Vázquez. Todos se mueren al final y muy pocos se salvan en este mundo de locura y sangre. Todo se vale, visual o auditivamente, hasta el uso de la cortinilla musical de la serie de TV “Batman” para hacer transiciones entre escenas para contar la sublime tragedia de este gran militar escocés.

Adrián Vázquez y los hijos e Titus 
Mientras que en "Titus Andronicus", Adrián Vázquez y Sara Pinet transfiguran sus cuerpos para representar a los diferentes personajes de este sangriento y violento drama Shakesperiano que cuenta la historia de venganza entre Titus, un general, y Tamora, la reina de los godos. Todo es creado sobre la mesa de trabajo metálica. Los espectadores presencia guerra, horror y muerte entre puñados de harina, piñas, papayas y sandías trozadas en forma de batalla épica. 


Sara Pinet en Titus con frutas (papayas y toronjas) 
Comedia amena, divertido, ágil y paradójicamente con rasgos sarcásticos y de humor negro. Todos los recursos al alcance de la mano y de la imaginación están al servicio de esta puesta en escena, hasta incluso el grito de batalla William Shakespeare (“¡Ahh!”), una expresión que se vuelve cómica a lo largo de la obra.  La química lograda entre Adrián Vázquez y Sara Pinet se mantiene todo el tiempo y los hace lucir graciosos, pero a veces didácticos al recitan fragmentos de las obras o al hablar de la vida de Shakespeare, pero irreverentes y atrevidos cuando hay una crítica a la política mexicana o cuando cantan canciones de Luis Miguel por los personajes-vegetales en el segmento de "Romeo y Julieta".

Sra Pinet cantando en "Romeo y Julieta"
“Algo De Un Tal Shakespeare” no es un espectáculo nuevo de la compañía mexicana "Los Tristes Tigres", éste se viene montando desde 2014, primero como una temporada escolar de más de 60 funciones, luego en forma independiente en presentaciones de 5 o 10 funciones en recintos como sala "Xavier Villaurrutia", el teatro "Lucerna" y en el recinto de "La Teatrería" en la capital mexicana, alternadas con presentaciones en festivales internacionales de teatro en Canadá, Costa Rica, Argentina, España y ahora Estados Unidos (Miami) o en funciones privadas para  escuelas o instituciones que los contratan.   

Cartel Cadiz 2015
Definitivamente la actuación de "Algo de un tal Shakespeare" fue un suceso refrescante pero controversial. Hubo espectadores que les gusto y a otros no como siempre y hasta hubieron "seudo intelectuales" que la calificaron de una puesta en escena ESTÚPIDA al final del estreno de la obra en el lobby del "Carnival Studio Theater" en Miami.  NO SEÑORES!!! No lo es. Que no les haya gustado es válido y es su punto de vista, pero que es una revisión contemporánea con picardía mexicana del cosmos shakesperiano lo es y logra llamar la atención a jóvenes y "no tan jóvenes" como los mencionados a pesar de la desaprobación. Es una invitación que la actriz Sara Pinet, el actor Adrián Vázquez y la compañía "Los Tristes Tigres", fundada en 2005 y con varios espectáculos exitosos en su historial teatral como "Wenses y Lala", "El hijo de mi padre", "Los días de Carlitos", entre otros, hacen a pasar un rato hilarante, a disfrutar de un puesta en escena ágil, a conocer y disfrutar desde su punto de vista divertido algunas de las obras de William Shakespeare.


Lo que es una verdad contundente es que sudan la escena y que dejan una alegría y una agradable sensación de orgullo mexicano por las nuevas generaciones teatrales que están cumpliendo su misión de preservar el legado Shakesperiano, como sabiamente lo apuntó la maestra Adriana Barraza en el conversatorio final.

"Algo de un tal Shakespeare"
De lo visto... un gran trabajo actoral-corporal-vocal-visual e imaginativo de "Los Tristes Tigres", dentro de la corriente del "Teatro del Cuerpo", que suele busca experiencias más visuales, sensoriales y viscerales en los espectadores haciendo énfasis en el actor como creador, en lugar del actor como intérprete, y eso lo logran a cabalidad Adrián Vázquez, Sara Pinet y compañía en un proceso de creación colectivo y colaborativo sin fin a lo largo de 80 minutos que dura su propuesta teatral.

Sara Pinet, Mario Ernesto Sánchez y Adrián Vázquez 
Al final queda en los sentidos de la audiencia: un profundo agradecimiento a Mario Ernesto Sánchez, al Teatro Avante y al Festival Internacional de Teatro Hispano en Miami por atreverse y apostar por nuevas y novedosas propuestas teatrales, y acompañadas estas gracias, con un ligero olor a vegetales y frutas, una grata sensación de hilaridad, y además una nueva visión optimista y esperanzadora de la realidad a través de un humor sin concesiones lejos de los ambientes sombríos de las batallas, la sangre, la violencia y la traición intrínsecos en los finales de las obras de este dramaturgo inglés y un recordado final... el grito en coro y representativo de esta obra... William  Shakespeare (¡Ahh!).


© All rights reserved Jorge Herrera-Monroy
© Todos derechos reservados a Jorge Herrera-Monroy



Jorge Herrera-Monroy, Periodista-Crítico, Blogger, Productor, presentador y locutor de TV/Radio. Nacido en Mérida, Yucatán,  México. Con más de 30 años de experiencia en medios de comunicación en México y Estados Unidos. Egresado de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Anáhuac Norte, en la Ciudad de México. herreramonroy@hotmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario